POLÍTICA
Murió Fernando De la Rúa: una presidencia marcada por la crisis, el ajuste y una huída en helicóptero

La jornada de la protesta del 19 y 20 de diciembre de 2001 tuvo a 38 muertos en Argentina; tres cambios de ministros de Economía no alcanzaron para frenar el enojo popular.


San Juan 09:20 9/7/2019 - RedacciónSJ

Las imágenes lo mostraban yéndose por el techo de la Casa Rosada en un helicóptero blanco que levantó vuelo en menos de dos minutos. Era el 20 de diciembre de 2001 y minutos antes, en su despacho, Fernando De La Rúa había firmado su renuncia después de la crisis económica, política y social que se produjo luego de una serie de políticas de su gobierno.

El presidente había llegado al poder después de vencer a Carlos Saúl Menem en 1999. Durante los dos años que duró su gobierno tomó decisiones económicas disímiles, pero tal cuál anunció en diferentes entrevistas cuando asumió, el objetivo era "disminuir el déficit fiscal".

Para lograr ese objetivo colocó a José Luis Machinea en el cargo del Ministro de Economía, con el paso del tiempo, y luego de una ruptura interna con el Frepaso, las medidas se endurecieron y lo sucedieron Ricardo López Murphy –que impulsó un acuerdo con el FMI- y, luego, Domingo Cavallo.

Un ajuste brutal durante su presidencia que incluyó la aprobación del impuesto a las operaciones bancarias, un recorte del 13% en haberes previsionales que afectó a más de 500 mil jubilados y recortes del 13% sobre el salario de empleados estatales. Además se emitió una deuda por 3000 millones.

A partir de esas medidas, se generó un nivel de pobreza que, según el INDEC, alcanzaba el 32,7%. Incluso, en Argentina había más de 250.000 chicos con desnutrición infantil.

El cóctel terminó en un estallido social que convulsionó a Argentina. No solo en Plaza de Mayo, sino también en las provincias del interior del país y en el Conurbano Bonaerense. Entre las imágenes del horror se encuentran las de los saqueos, el descontrol y la violencia policial que incluyó el avance de las fuerzas contra las Madres de Plaza de Mayo.

Desde los ojos llenos de lágrimas de Wang-Cho Ju, el supermercadista chino que veía como un grupo de personas saqueaban su negocio por un plato de comida, hasta el estado de sitio en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Durante esos días, en diversos barrios del Conurbano, los vecinos se organizaban para proteger sus casas. El temor rondaba por los sucesos del 19 y el 20 de diciembre. Primero el Gobierno intentó frenar el enojo, la bronca y los cacerolazos con una salida de Domingo Cavallo, pero no fue suficiente.

En la medianoche del 19 el, hasta entonces, ministro de Economía decía adiós mientras, prácticamente toda Argentina, miraba los canales de televisión. Una de las escenas más recordadas fue la de Daniel Hadad que, en medio de su programa, recibió un llamado telefónico e informó la renuncia del autor de las medidas de "Megacanje" y el ideólogo del "Corralito". Su anuncio despertó un aplauso multitudinario. No solo en el piso sino también en Plaza de Mayo.

Con el correr de las horas, la tensión se mantuvo, la gente seguía en la calle y, a pleno cacerolazo, pedían la renuncia del presidente, Fernando de la Rúa. Las protestas se multiplicaron y los muertos por la represión también. En una entrevista con el diario el País, sostuvo: "Todo estaba programado para que hubiese muertos en Plaza de Mayo. Aún hoy se habla de los muertos en la Plaza de Mayo y en la Plaza de Mayo no hubo ninguno". Según cuentas, en total hubo 38 muertos en diferentes puntos del país. Incluso, la que se conoció como la "masacre de Plaza de Mayo" incluyó cinco muertes y 227 personas heridas.

Luego de esa situación, Fernando de la Rúa tomó la decisión de irse y, según explicó en la entrevista al medio español en 2016, dijo: "Desde el radicalismo me llaman diciéndome que no ven otra solución que la renuncia. Entonces ya era la soledad total, no iba a tener quien me defendiera ante un juicio político".

No hay comentarios.: