PANDEMIA
¿El cannabis podría ayudar a combatir el COVID 19?

Un estudio preliminar realizado por la Universidad de Liethbe en Canadá, determinó que el cannabis podría ayudar a proteger a las personas contra el COVID-19.

San Juan 18:51 12/5/2020 - RedacciónSanjuan@

Dirigidos por el doctor Igor Kovalchuck, profesor de Ciencias Biológicas en la Universidad de Lethbridge, un grupo de científicos descubrió que algunas variedades específicas de cannabis, ricas en CBD, pueden inhibir el proceso por el que el coronavirus entra al cuerpo humano.

Esto impediría que las personas se enfermen o diseminen esta enfermedad como portadores asintomáticos.

Por qué funcionaría

El COVID19 ingresa al organismo humano mediante un “huésped”, la ACE2 una enzima convertidora de la angiotensina en el sistema cardiovascular. Esta enzima se puede encontrar en tejidos del pulmón, mucosas, riñones y tracto gastrointestinal.

La teoría de los investigadores sostiene que modulando los niveles de ACE2 en las áreas expuestas al contacto con el COVID19, se puede reducir la vulnerabilidad al virus, disminuyendo el riesgo de infección.

Todo lo que indica el COVID-19 ingresa a nuestro organismo a través de una enzima que puede encontrarse en varios tejidos. Los investigadores creen que el cannabis podría ayudar a modular a modular los niveles de esta enzima

Los investigadores se centraron en plantas ricas en CBD. Entre 400 variedades analizadas, los científicos identificaron 13 extractos que modulan los niveles de ACE2 en esas áreas “entrada”. Estos extractos podrían ser usados para desarrollar productos como enjuagues bucales o cremas para ayudar a la protección del organismo contra el COVID19.

“Los resultados sobre el COVID provienen de nuestros estudios sobre la artritis, la enfermedad de Crohn, el cáncer y otros”, dijo a DW el Dr. Igor Kovalchuck, profesor de Biociencias de la Universidad de Lethbridge.

De todas maneras, esto no significa que haya pruebas definitivas, ni que deban abandonarse los cuidados para no contraer el virus

Si bien el descubrimiento es esperanzador, aún faltan varios protocolos de pruebas para que sea desarrollado un tratamiento.

Fuente: THC Revista