PANDEMIA DEL COVID-19
Otro científico afirma que ya "está en vías de desaparecer"

"La epidemia de Covid-19 está en vías de desaparecer y no se ve en ninguna parte una segunda ola", dijo esta semana Didier Raoult, el médico francés que causa polémica por defender la hidroxicloroquina como tratamiento contra el coronavirus pese a que ningún país todavía lo utiliza de manera oficial y a que su efectividad no pudo ser comprobada de manera científica.

San Juan 09:10 15/5/2020 - RedacciónSanjuan@

A comienzos de este semana, fue el experto italiano Giuseppe Remuzzi, quien afirmó que el virus desaparecerá antes de que esté lista la vacuna.

En una entrevista del canal oficial de YouTube del Instituto y Hospital Universitario que préside, Mediterranée Infection, Didier Raoult, el médico francés que causa polémica por defender la hidroxicloroquina como tratamiento contra el coronavirus, explicó cómo analiza el avance de la pandemia de coronavirus que causa estragos en el mundo.

Raoult, quien además es miembro del comité científico que asesora al gobierno de Emmanuel Macron explicó que "no habrá sino casos esporádicos, que aparecerán aquí o allá. Eventualmente si alguien está enfermo, contagiará a personas a su alrededor pero ese contagio no se traducirá en una dinámica epidémica".

"En Marsella estamos viendo que está por desaparecer, con un solo caso ayer detectado, a pesar de que hemos testeado 2000 casos. La hidroxicloroquina disminuye la portación viral. En España e Italia está la misma tendencia", explicó Raoult sobre los países cuya curva de contagios ha bajado por lo que han comenzado a flexibilizar sus cuarentenas.

"Hay que esperar lamentablemente que haya muchas muertes entre quienes hoy están en terapia intensiva. Estamos viendo que en todos lados que este episodio está en tren de resolverse. Esta epidemia está en vías de desaparecer", dijo.

Raoult habló de los beneficios de su tratamiento con hidroxicloroquina y explicó que la comunidad científica "debe sanar a las personas", y que sanar no es decirle a las personas que se queden en su casa.

"Este miedo por la epidemia, que lo ha invadido todo, no debe finalizar con el reemplazo de lo que es la medicina habitual. Hay que sanar a la gente, no dejarlos en la casa. Si uno sana a la gente, aún si no tiene los medicamentos precisos que permite matar el virus, el enfermo irá mejor al final y habrá menos muertos. La tasa de mortalidad en nuestro instituto fue del 0,8 por ciento", explicó.

En ese sentido, dijo: "Si nuestro tratamiento (con hidroxicloroquina) pensamos que marcha mejor, disminuimos la tasa de mortalidad, particularmente entre la población vulnerable. Pero el hecho de ocuparse de la gente, de darle oxígeno, anticoagulantes ante esta enfermedad que afecta la coagulación, de observarlos, es importante. En una epidemia, nosotros no podemos decir que no sanamos a la gente".

Además, dijo que los beneficios de su tratamiento de hidroxicloroquina están avalados por amplios trabajos que vienen de China y que muestran que "permite disminuir la carga viral, reducir el ingreso a reanimación y salvar vidas". Incluso, explicó que es el "único medicamento que hay con evidencias publicadas en los revistas científicas es la hidroxicloroquina. Yo nunca dudé de su eficacia".

Consultado sobre qué lecciones se deben aprender de la pandemia de Covid-19, explicó: "En una epidemia como esta hay cosas que no hay que olvidar. En particular es un virus que no conocemos y la mayor parte de las especulaciones que hicimos de esta epidemia han sido falsas. Es una enfermedad respiratoria diferente de las otras, que ataca las pulmones profundamente y no en la superficie, por lo que los signos respiratorios son tardíos".

"La verdadera lección es que para las nuevas enfermedades hay que estar listo, hay que ser rápido,organizado y con el espíritu abierto porque esta enfermedad nos ha ensenado muchísimas cosas sobre la tensión respiratoria,la coagulación", afirmó.

Raoult además destacó la importancia de investigar cuáles son las secuelas que deja la enfermedad en quienes no han sido diagnosticados, ni han sido atendidos en un hospital y transcurrieron la enfermedad en sus casas.

"Ahora debemos analizar secuelas, particularmente la fibrosis. Nuestro plan ahora es detectar lo antes posible la gente que ha hecho fibrosis y acceder a la gente que no ha sido diagnosticada y ha sufrido esta enfermedad", dijo.