CONGRESO
Fracasó un intento de Cambiemos en Diputados para anular los superpoderes de Cafiero

Lo pidió un diputado radical, pero ni siquiera alcanzó la mayoría porque no tuvo respaldo del bloque de Ramón y de una parte de los federales.

San Juan 18:46 21/5/2020 - RedacciónSanjuan@

Cambiemos sufrió un golpe este miércoles en Diputados cuando no logró reunir la mayoría del recinto para rechazar el decreto de necesidad y urgencia 457, que le garantiza al jefe de Gabinete la facultad de reasignar partidas del presupuesto sin límites para combatir la pandemia del coronavirus.

Por videoconferenica, en la segunda sesión remota de la historia, el radical Gustavo Menna pidió un apartamiento del reglamento para incluido al temario y necesitaba los tres cuartos del recinto, un número que el bloque oficialista puede impedir sólo con los suyos.

Pero en la votación el rechazo a tratar el DNU se impuso por 128 a 117, porque los bloques chicos se negaron a respaldar pese a que la semana pasada algunos de sus miembros habían coincidido con Cambiemos en repudiar la vuelta de los superpoderes.

Con ese dato, ni bien escuchó la propuesta de Menna en las pantallas Led (sesionó desde su casa de Chubut), Massa propuso que cada jefe de bloque expresara a sus dirigidos y de ese modo no sería necesario loguearse para practicar la votación nominal.

Los bloques chicos que habían expresado su rechazo a los superpoderes se negaron a sumarse a un reclamo de Cambiemos para tratarlo a las apuradas. Sin ellos, no hay mayoría para rechazarlos en el recinto.

Mario Negri, jefe del interbloque Cambiemos, aceptó y anunció que los suyos estaban a favor; pero Eduardo "Bali" Bucca, del interbloque federal, insistió en votar de a uno porque entre los 11 de su espacio no había unanimidad.

Fue una buena señal para el frente de Todos y el jefe, Máximo Kirchner, se acercó a la banca de Bucca para palmearle el hombro, sin importar demasiado el distanciamiento social. Sobraba lugar: había 40 de los 257 en el recinto.

Máximo festejó más cuando José Luis Ramón, presidente del Unidad para el Desarrollo, los 8 diputados que le garantizaron las leyes al Gobierno, también desde el hemiciclo anunció que junto a sus dirigidos no acompañarían la moción de Mena para apurar el debate de los superpoderes, pese a que fue uno de los primeros en repudiarlos con un comunicado y en la sesión de la semana pasada.

Así las cosas, cuando hubo que votar el oficialismo exhibió una mayoría y supo que no será tan fácil que Cambiemos rechace los decretos presidenciales en el recinto, un temor de la Casa Rosada que por si acaso pide que se traten sólo en el Senado. Con el aval de una Cámara alcanza para que dejarlos firmes.

Del interbloque federal sólo se plegaron a Cambiemos los socialistas Enrique Estévez y Luis Contigiani; Graciela Camaño y Claudia Márquez, de Córdoba. Sus tres coterráneos votaron con el oficialismo, al igual que Bucca, Alejandro "Topo" Rodríguez y Jorge Sarghini, cercanos a Roberto Lavagna.

Tampoco estaban atentos algunos oficialistas como Luis Juez, que no se logueó; y la radical Carla Carrizo, una de las 40 que ocupó una banca en el recinto, se había ido cuando hubo que votar.

El DNU 457 obtuvo dictamen el lunes en la bicameral de tramite legislativo y el Senado tenía previsto aprobarlo la semana próxima, para que no haya riesgo de judicialización. Temían que los diputados opositores se anticiparan con un rechazo. No ocurrió.

NA