PENAL DE VILLA DEBOTO
Tras nueve horas de tensión, el Servicio Penitenciario asegura que terminó el motín

El acuerdo fue rubricado por los jueces de la Cámara de Casación Gustavo Hornos y Daniel Morín, además de representantes del Ministerio de Justicia, Procuración Penitenciaria y el SPF, más los representantes de los internos. “Sin heridos ni incidentes”, remarcaron en el comunicado.

San Juan 19:01 24/4/2020 - RedacciónSanjuan@

El motín de los presos del penal de Villa Devoto llegó a su fin tras la firma de un acta en la mesa de diálogo conformada con las autoridades de diversas áreas del Gobierno nacional y los delegados de los privados de la libertad de cada uno de los pabellones.

La medida fue confirmada por fuentes del Servicio Penitenciario Federal. “Sin heridos ni incidentes”, remarcaron. Aunque se reportaron 11 agentes del SPB con quemaduras leves.

De momento, lo único que se sabe del acta firmada es que “se permitirá efectuar recorridas por los pabellones para comprobar el estado de los mismos”. Sin embargo, un grupo presos se mantuvo por ahora en los techos de un sector del penal.

El acuerdo fue rubricado por los jueces de la Cámara de Casación Gustavo Hornos y Daniel Morín, además de representantes del Ministerio de Justicia, Procuración Penitenciaria y el SPF, más los representantes de los internos.

“El acta es para que termine todo hoy, se presenten jueces federales y no haya traslados ni represión”, confirmó una fuente. La idea es que este sábado se avance en una revisión de los casos que podrían obtener la prisión domiciliaria mientras dure la pandemia. Se trata de los internos que tienen prisión preventiva, los que gozan de salidas transitorias o libertad asistida, o personas con problemas de salud preexistentes al Covid-19 y los que están muy próximos a obtener la libertad.

El motín estalló dentro del penal de Devoto durante la mañana de este viernes, aunque los ánimos estaban tensos ya de madrugada.

“Pedimos hisopado para toda la población. No nos condenaron a muerte, nos condenaron a las penas que estamos pagando. No pedimos escaparnos, no queremos que nos maten, pedimos salud y el derecho a la vida. No queremos que nos encierren para morir como ratas, no queremos morir”, remarcó Carlos Ojeda, uno de los detenidos.

Una alta fuente penitenciaria reconoció: “Tomaron la planta uno del penal, el nivel reservado para narcos y detenidos que cursan estudios universitarios”. Los disturbios suelen comenzar en los sectores poblados por detenidos acusados de delitos violentos como robo y homicidio.