JUDICIALES
Carlos Kirchner pidió la excarcelación y podría salir este miércoles en libertad

El primo de Néstor Kirchner y exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal podría quedar libre en la causa por la obra pública.


San Juan 19:36 8/10/2019 - RedacciónSJ

Carlos Kirchner, primo del fallecido expresidente Néstor Kirchner, solicitó la excarcelación en la causa por la obra pública y podría queda en libertad este miércoles.

El exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal se encuentra detenido desde diciembre de 2017. Se trata del expediente en el que están acusados la ex presidenta Cristina Kirchner, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el empresario Lázaro Báez.

Kirchner fue detenido por orden del juez Julián Ercolini después de un pedido del fiscal Gerardo Pollicita, quien detectó maniobras de “entorpecimiento” de la investigación y advirtió que había riesgo de que el ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública se fugara.

Este lunes el primo del ex mandatario se presentó ante el Tribunal Oral Federal 2 y, si bien manifestó que no iba a declarar, realizó aclaraciones sobre sus condiciones personales: “Atravieso serias dificultades económicas por mi detención y el embargo de mis bienes. Siempre trabajé y heredé con lo que adquirí ciertas propiedades. Cuando asumí en el estado ya tenía el 85 por ciento de mi patrimonio”.

Además, habló de su vida: expresó que estaba casado, que tenía dos hijos, que era arquitecto, que nació en Río Gallegos donde vivió 50 años, que siempre estuvo a derecho en la causa y que su detención se produjo por un malentendido con su domicilio. “Estoy injustamente detenido”, sentenció. Este tribunal, que preside el juez Jorge Gorini, será el que determine si le otorga la libertad o no.

Se investigan las presuntas irregularidades en la concesión de 52 obras públicas que las empresas de Báez recibieron para Santa Cruz durante los 12 años de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Un peritaje que recibió el tribunal concluyó que en cinco de esas obras hubo sobreprecios por 190 millones de dólares. La expresidenta está acusada de ser jefa de una asociación ilícita y de administración fraudulenta en perjuicio de una administración pública.