POLÍTICA
Alberto: "El radicalismo mendocino tuvo vergüenza de mostrarse involucrado con Macri"

Aceptó el triunfo de Rodolfo Suárez en Mendoza, aunque hizo "todo lo posible" para ocultar su vínculo con el oficialismo durante la campaña.


San Juan 13:06 30/9/2019 - RedacciónSJ

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, reconoció la derrota en Mendoza luego de la victoria del postulante oficialista Rodolfo Suárez como sucesor de Alfredo Cornejo en la gobernación, pero remarcó que "el radicalismo mendocino tuvo vergüenza" de mostrarse vinculado con el mandatario Mauricio Macri.

Este domingo, Suárez --actual intendente de la ciudad de Mendoza-- se convirtió en el próximo gobernador de la provincia cuyana por el 49,1% de los votos. Así, se impuso sobre la candidata de Elegí e integrante del Frente de Todos, la senadora peronista Anabel Fernández Sagasti.

Durante la jornada democrática, tanto Suárez como Cornejo enfatizaron el carácter provincial de los comicios. Así, tomaron distancia de la campaña a nivel nacional, a pesar de ir por la alianza oficialista Cambia Mendoza.

"Sabíamos que era una pelea muy difícil la de Mendoza. Cuando la gente vota hay que aceptar la decisión y seguir trabajando", admitió Fernández en declaraciones a radio Futurock. Además, planteó que el radicalismo en la provincia "habrá tenido otra táctica porque la gente los acompaño, tal vez han ponderado mucho la gobernación de Cornejo".

También aseguró que, si resulta ganador, trabajará "arduamente con el gobernador de Mendoza". Al ser consultado por la ausencia de Macri en la campaña y los festejos en el búnker de Suárez, el candidato presidencial consideró que "el radicalismo mendocino tuvo vergüenza de mostrarse involucrado con Macri, hizo todo lo posible para ocultarlo en la campaña".

Por otra parte, aseguró que, a diferencia del Presidente, no recurrirá al "coaching" de cara a los debates presidenciales que tendrán lugar en octubre, ya que para él "es un mecanismo para prepararte para estafar".

En ese sentido, planteó que "con Evita cada necesidad es un derecho pero con Macri cada necesidad es un negocio, y esa es la diferencia". "Donde yo veo ciudadanos, Macri ve consumidores", enfatizó Fernández.