JUDICIALES
Avanza la causa de los cuadernos: empresarios involucrados suman nuevos reveses judiciales

El ex titular de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner, y Miguel Ángel Marconi, de Supercemento, algunos de los procesados que tuvieron malas noticias.


San Juan 17:08 4/9/2019 - RedacciónSJ

Al compás de la crisis post PASO con la que lidian procesados y embargados, empresarios involucrados en la causa por los cuadernos de la corrupción no paran de recibir malas noticias desde Comodoro Py 2002.

El ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción y dueño de Esuco, Carlos Wagner, intentó sin éxito frenar el envío a juicio oral del caso con un duro ataque al fiscal Carlos Stornelli.

Sus abogados Zenon Alejandro Ceballos y Federico Ceballos sostuvieron que el fiscal no puede firmar el requerimiento de elevación a juicio "en atención a que se hallaría afectada su capacidad en cuanto a la objetividad y serenidad intelectual con la que debe despachar sus asuntos, provocada por su situación procesal acaecida en la causa que tramitada ante el Juzgado Federal de Dolores".

Stornelli está declarado en rebeldía por el juez de esa localidad, Alejo Ramos Padilla, por no presentarse a citaciones a declaración indagatoria en la investigación por presunto espionaje ilegal y extorsión en causas judiciales, entre ellas la de cuadernos, en la que está detenido el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Por eso Wagner intentó invalidar el requerimiento que ya entregó el fiscal al juez Claudio Bonadio con el pedido de envío a juicio por delitos como cohecho y asociación ilícita. Sin embargo, la Cámara Federal rechazó y desestimó ese argumento.

Otro de los empresarios procesados, Miguel Ángel Marconi, de Supercemento, tampoco quiere ir a juicio. Intentó una nulidad parcial contra los requerimientos del fiscal, la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera.

Su abogado, Eduardo Oderigo, argumentó que se violó el llamado derecho al "doble conforme" porque tiene pendiente un recurso en la Cámara Federal de Casación contra el procesamiento por cohecho que le dictó la Cámara Federal porteña. Bonadio le había dictado falta de mérito.

El intento tampoco prosperó en la sala I con los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi.
"No se advierte una vulneración a normas constitucionales", concluyeron y rechazaron el planteo porque el recurso pendiente "no impide el avance progresivo del proceso" y sólo tiene como límite el futuro inicio del juicio oral.

Rodolfo Poblete, del grupo EMEPA, intentó algo similar: después de quedar preso en cuadernos, fue liberado, Bonadio le dictó falta de mérito pero la Cámara Federal lo procesó. Por eso rechaza el envío a juicio: según su defensa, falta que Casación de lo que se conoce como "doble conforme" a esa decisión del Tribunal de Apelaciones intermedio. Tampoco prosperó su recurso.

"Dilatorio y manifiestamente improcedente". Con esta respuesta terminó otro intento por frenar el futuro juicio. Esta vez fue de parte de los abogados de la viuda del ex secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, Carolina Pochetti.

Miguel Angel Plo y Federico Zupicich recusaron a Bonadio y reclamaron que otro juez resuelva sobre su oposición a ser enviados a juicio ante el temor de "parcialidad" que les despierta el juez del caso cuadernos. También les cerró la puerta la Cámara Federal.