FINANZAS
Por exenciones impositivas, el Estado nacional dejará de recaudar más de $750.000 millones en 2020

La suma equivale a casi todo el déficit financiero, el 28% de las jubilaciones y pensiones y más que todo el gasto en sueldos de la administración pública nacional.



San Juan 16:11 29/9/2019 - RedacciónSJ

El Estado dejará de recaudar en 2020 por diferentes exenciones tributarias por lo menos $753.356 millones, equivalentes a casi todo el déficit financiero proyectado para el año, el 28% de todas las jubilaciones y pensiones y un 22% más que todo el gasto en remuneraciones de la administración pública nacional.

El 76% de ese gasto tributario se concentra en solo 2 impuestos: el IVA (básicamente Salud y Educación) y Ganancias (sueldos de magistrados), de acuerdo con en análisis llevado a cabo por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) en base al proyecto de ley de Presupuesto para el año próximo que presentara en el Congreso el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

En términos relativos, el gasto tributario representa el 2,38% del PBI y se se tiene en cuenta el tipo de cambio promedio de $67,11 por dólar contemplado en la iniciativa elevada al Parlamento, equivale a US$ 11.225,7 millones.

Se consideran gastos tributarios a “los ingresos que el Estado Nacional deja de percibir por la aplicación de alguna exención, alícuota diferencial y/o régimen de promoción económica, sobre los impuestos nacionales”, según la definición de la ASAP.

En ese sentido, la entidad precisó que el Estado “deja de percibir recursos impositivos en la medida en que la propia legislación tributaria establece distintos esquemas que autorizan pagos menores que los definidos dentro del régimen general”.

Por el peso que representan esas exenciones, puede inferirse que su derogación podría facilitar la rebaja de las actuales alícuotas y, por ende, la carga tributaria sobre la economía formal, así como atenuar o directamente eliminar el déficit fiscal, tanto primario como financiero.

De todos modos, las ASAP aclaró en su análisis que “no pretende hacer una valoración de las políticas implícitas en los distintos regímenes, pero sí ayudar a conocer con más detalle los impuestos involucrados, los sectores beneficiados y la incidencia relativa de este tipo de iniciativas”.

Al respecto, precisó que en el período 2004/2020, el 78% de los gastos tributarios están contenidos en normas que regulan los impuestos, mientras que el 22% restante está orientado a regímenes de promoción.

En promedio representaron en ese lapso el 2,3% del PBI, con un mínimo de 1,80% en 2009 y un máximo de 2,87% en 2016.

“La estimación de los gastos tributarios para 2020 elaborada por la Subsecretaría de Ingresos Públicos indica una disminución en términos del PIB de 0,36 punto porcentual respecto del mismo cálculo para 2019”, añadió la entidad.

De los $753.356 millones de gastos tributarios previstos para 2020, $577.931 millones están contenidos en normas relativas a los impuestos y $ 175.425 millones corresponden a regímenes de promoción.

Cabe acotar que, como en todos los años anteriores, es probable que por efectos de una inflación no prevista deban aplicarse ampliaciones en los créditos presupuestarios, de lo que se desprende que los gastos tributarios millones podrían acompañar ese incremento y superar el monto asignado en el proyecto.

IVA

El proyecto del Poder Ejecutivo contempla un gasto tributario en el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de $ 394.312 millones, equivalentes al 1,25% del PIB.

De ese monto, el 89,3% se origina en las exenciones y alícuotas reducidas establecidas en la ley del tributo y el restante 10,7% es consecuencia de los beneficios otorgados por diversos regímenes de promoción económica.

Las exenciones se concentran en los sectores salud y educación: entre los primeros figuran exenciones a la prestación de servicios de salud del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI), mientras que en el sector educación las exenciones corresponden a servicios educativos.

La disminución de estos gastos equivale a 0,14 punto del PIB y se origina, en su mayor parte, en la no continuidad de la exención otorgada recientemente a ciertos alimentos y en la reducción de las ventas de productos originarios del Área Aduanera Especial de Tierra del Fuego.

Ganancias

El gasto tributario del Impuesto a las Ganancias equivale al 0,36% del PBI y alcanza los $113.997 millones.

Los beneficios más importantes en este tributo corresponden a las exenciones de las ganancias de las remuneraciones de los magistrados, de asociaciones civiles, mutuales y otras sin fines de lucro.

En este caso se observa una reducción de 0,10 punto, que es atribuible a la disminución de 35% a 30% y, luego, a 25% de la alícuota del tributo para las sociedades.

Seguridad Social

En el caso de las Contribuciones a la Seguridad Social el gasto tributario está previsto en $ 62.191 millones (0,20% del PIB), destacándose la reducción de las Contribuciones Patronales por zona geográfica ($ 45.328 millones) prevista en la reforma tributaria de 2017.

Combustibles

En el Impuesto sobre los Combustibles, se estima un gasto tributario de $129.769 millones (0,41% del PIB).

La mayor parte de estos Gastos se origina en la diferencia de alícuotas entre las naftas y el Gasoil (sólo se considera el consumo de automóviles gasoleros), en el Régimen para la producción y uso sustentable de los biocombustibles, leyes 26.093 y 26.334 y en la exención vigente para los combustibles utilizados en la zona sur del país.